La CGTP y la Lucha por trabajo digno y democracia en el Día Internacional de los Trabajadores

El Primero de Mayo, día consagrado a la lucha obrera, la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP) lideró una movilización nacional, congregando a miles de voces que resonaron en unísono por las calles con la exigencia de respeto a los derechos laborales como la negociación colectiva, la libertad sindical y el derecho a huelga, así como una real democracia, castigo a los corruptos y el fin de la explotación laboral.

La movilización en esta fecha emblemática, que conmemora el sacrificio los Mártires de Chicago en la lucha por la conquista de la jornada laboral de ocho horas, se convirtió en un escenario de denuncia contra la vulneración de derechos por parte de los malos empresarios y la pasividad del Ministerio de Trabajo.

Desde el Campo de Marte, aproximadamente 8000 trabajadores se movilizaron por las principales arterias de Lima, recorriendo la Av. 28 de Julio, Av. Garcilaso de la Vega, Av. Paseo de la República, Av. Lampa, Av. Nicolás de Piérola, Av. Abancay, Jirón Cusco, Jirón de la Unión. La movilización culminó con un mitin en la Plaza San Martín que contó con la participación de diversos sectores, incluyendo el movimiento estudiantil, representantes de gremios sindicales del sector público y privado, organizaciones sociales y partidos políticos de izquierda y progresistas.

Gerónimo López, secretario general de la CGTP, honró la memoria de los Mártires de Chicago (EE.UU), y de Ate y el Callao (Perú), y llamó a fortalecer el movimiento sindical y la lucha contra la corrupción y la inseguridad. También rechazó las acciones del Congreso de la República que, por su avaricia, se burla del pueblo trabajador: “Los congresistas se aumentan el salario diciendo que trabajan por el país, pero nosotros sabemos que son “mochasueldos”. Necesitamos mejores salarios y pensiones, necesitamos recuperar la democracia y acabar con la corrupción, para que la riqueza se distribuya a todos los peruanos”, enfatizó.

Este día, la CGTP reafirmó su compromiso con la lucha obrera, no solo en el Perú, sino en todo el mundo, revalorizando el Primero de Mayo como insignia de las luchas de la clase trabajadora.

La movilización fue una muestra de unidad de los diversos sectores sindicales: construcción civil, educación, salud, telecomunicaciones, manufactura, comercio, trabajadores del Estado y del sector privado; todos unidos bajo la bandera del trabajo digno con democracia y justicia.